Aunque llevo dos semanas sin dormir por la enana de la casa, este lunes lo afronto de otra manera, que ya no nos queda nada para las vacaciones, y este año van a ser diferentes, pero muy muy especiales. Las vamos a ir a pasar...