Semillas de chía

Las semillas de chía se han convertido en el superalimento de moda para perder peso y reducir la grasa localizada en abdomen, cintura, brazos y piernas, lo que viene genial después del embarazo. Están invadiendo la mayoría de las despensas y no es para menos, ya que contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales, y son muy beneficiosas para la salud.

semillas de chía

Al tener mucha fibra, ayudan en el proceso digestivo, y además cuando entran en contacto con el agua se expanden y aumentan su peso dentro del estómago, creando una sensación de saciedad que nos hace controlarnos de picar entre horas. También ayudan a reducir el colesterol y regulan la tensión arterial.

Podéis encontrarlas en cualquier herbolario o tienda ecológica, y fijaros que sean de dos colores como las de la foto.

Se recomienda tomarlas en el desayuno, ya que generan un aporte extra de energía que te harán sentirte activa todo el día. La mejor opción es hacer una limonada con un vaso grande de agua, el zumo de medio limón y una cucharadita de semillas de chía. Podéis tomarla junto con un desayuno equilibrado o ponerla en una botellita y tomarla a lo largo de la mañana.

semillas chía

Pero si se os olvida, se pueden incorporar a casi cualquier receta sin cambiar su sabor. Yo normalmente, las añado a mis yogures o ensaladas, les dan un toque crujiente y un ligero sabor a nuez que me encanta.

chia

chia

semillas de chía

Pero para conseguir bajar de peso hay que ser constantes, y tomar la dosis adecuada (una cucharadita pequeña al día) por lo menos durante un mes, y acompañarlas de gran cantidad de agua.

Eso sí, en el embarazo y la lactancia no las aconsejan como tantas otras cosas, así que si estáis en este grupo, ya os preocuparéis de trucos para recuperar la línea después.

Y vosotras ¿conocíais este superalimento? ¿lo tomáis habitualmente? ¿de qué manera?

Nos vemos la semana que viene.

XOXO

Alba

 

 

 

 

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter
No Comments

Post A Comment