Rabietas infantiles

Buenos días chic@s! Hoy os traigo un post un poco diferente de los habituales. En casa estamos pasando por la famosa “Adoslescencia” de  Martina, en la que por cada tontería monta una rabieta espectacular. Sobre todo con la dichosa televisión, quitar sus dibujos favoritos es siempre motivo de crisis. Hace un tiempo conocí a María de Viviendo con peques, educadora infantil, que imparte cursos y talleres sobre maternidad y crianza, y me invitó a realizar su taller de Rabietas infantiles. Me pareció tan útil que le pedí si podía daros a todas las que me leéis algunas de las indicaciones de las que me sirvieron tanto. En casa ya las vamos controlando bastante bien, así que espero que os sirvan a vosotr@s también.

Os dejo con algunas de las fotitos que representan las fases por las que pasa nuestra enana, y después con el texto que María os ha preparado.

Adelante María!

Las rabietas infantiles son uno de los temas que más preocupan a las familias hoy en día. Suelen ocurrir en torno a los dos años, a veces comienzan antes y otras después. Siempre nos han contado que los niños tienen rabietas para conseguir lo que quieren y para salirse con la suya, pero esto no siempre es así. Si conocemos un poco mejor cómo y por qué ocurren, conseguiremos sobrellevarlas mejor, y a la vez estaremos ayudando a nuestros hijos a tener un correcto crecimiento y desarrollo. Para ello he elaborado una Guía Gratuita que vais a poder descargar haciendo clic en este enlace, y además, os he preparado tres pequeños consejos que os ayudarán con este tema en vuestro día a día:

 

  1. Las rabietas suelen ocurrir en dos momentos clave: el primero es cuando el niño quiere hacer o tener algo y no lo consigue, y el segundo cuando hay algún factor externo que le está creando nervios, estrés o ansiedad, lo cual le lleva a entrar en un estado de irritabilidad constante.

Un ejemplo de esto último es cuando los niños tienen sueño, por ejemplo. Es probable que todos los días a última hora de la tarde terminemos gritando o de mal humor en casa. Los niños lloran y se enfadan por todo, nosotros estamos agotados y terminamos poniéndonos de los nervios, y al final todos entramos en un gran bucle del que es complicado salir.

Muchas veces, observar por qué se están produciendo estas rabietas, y si todos los días se producen en un mismo momento, puede ser clave para conseguir anticiparnos a ellas y por tanto evitar que ocurran.

 

  1. Solemos culpar siempre a los niños de que las rabietas infantiles ocurran, pero ¿has observado que normalmente suele ser más caótica la tarde del jueves que la del sábado?. Las horas son las mismas, los niños y motivos de la rabieta también; pero nosotros, un sábado en el que no trabajamos y no tenemos que estar tan pendientes de los horarios, estamos mucho más tranquilos y relajados que un jueves con mil cosas por hacer y el reloj corriendo demasiado deprisa.

Esto quiere decir que el modo en el que nosotros afrontemos las situaciones conflictivas con los niños, también va a tener mucho que ver en que las rabietas finalmente ocurran o no.

 

  1. Y por último algo que siempre me gusta recordar, pues me parece importantísimo tenerlo en cuenta…Los niños son niños, son pequeños, son bajitos, no saben expresarse bien, pero por eso no dejan de ser personas; y por tanto merecen que les tratemos como tales. Hay una palabra que soluciona muchas de las dificultades que ocurren en el hogar, esa palabra es: empatía. Ser empáticos y ponernos en el lugar de los niños, recordar cómo nos sentíamos nosotros ante la misma situación cuando éramos pequeños, nos ayudará muchas veces a saber como actuar ante determinadas situaciones, y además, con esta visión, conseguiremos hacerlo de una manera mucho más calmada, sensata y sobre todo respetuosa con los niños.

 

Piensa cuando tú lloras o te sientes mal…¿necesitas que te manden sola a una habitación hasta que te calmes o que te calmen y consuelen hasta que te sientas mejor? No hace falta que te diga nada más ¿verdad?

 

Estas son sólo algunas de las cosas que debemos tener en cuenta para que las rabietas infantiles no se conviertan en un problema respecto a la crianza de nuestros hijos. Si quieres aprender más sobre el tema, te recomiendo que te apuntes a mi Taller de Rabietas Infantiles. Tiene un precio muy pequeñito (15 euros), y contiene material audiovisual y escrito que podrás ver a tu ritmo (pues está adaptado para personas que disponen de poco tiempo) y que va a ayudarte muchísimo con este tema que tanto nos preocupa a los padres. Si quieres obtener más información sobre este taller puedes encontrarla aquí.

 

Espero que este post os haya resultado útil e interesante. Me despido invitándoos a visitar mi web en la que encontraréis muchos más artículos relacionados con los niños, y sobre todo agradeciendo a Alba que me haya dejado formar parte de este rinconcito tan bonito y especial que es su blog.

 

Espero que os haya servido de ayuda, nosotras cada vez lo llevamos mejor y nuestra imagen suele ser más ésta.

Aunque todavía quedan muchas, y las de Carloti por otro lado. Pero ahí estará su hermanita para ayudarnos, que es una hermana mayor excepcional.

Millones de besos, nos vemos la semana que viene!

XOXO

Alba

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter
No Comments

Post A Comment