Dubai con niños

A muchos os chocará mucho Dubai como destino para ir con niños, pero cuando nosotros estuvimos allí en nuestra Luna de miel , los dos pensamos que era su paraíso. Cuando tengamos hijos, tenemos que venirnos aquí unas vacaciones, dijimos. Y dicho y hecho, nos liamos la manta a la cabeza y allí que nos plantamos con las dos enanas y con mi hermanito.

Lo primero que os estaréis preguntando es que qué hicimos con las tres fieras 7 horas de viaje (que en realidad se convirtieron en 9). Y he de deciros, que aunque tenía un miedo horrible, fue genial. Viajamos con Emirates  y entre que cada uno tiene su propia pantalla con pelis, juegos y música, que luego les dieron unos peluches y unos juegos a los peques, y que a Carlota le pusieron una cunita, nos manejamos bastante bien.

El hotel que elegimos fue Atlantis the palm, una verdadera locura. Para que os hagáis una idea, tiene dentro un acuario enorme, un parque acuático de 17 hectáreas , y restaurantes como el del famoso Gordon Ramsay.

De hecho os digo, que la mayoría de las familias, no salen del hotel, ya que puedes hacer absolutamente todo lo que quieras dentro. Nosotros en nuestro anterior viaje nos quedamos en otro, pero fuimos allí a nadar con delfines y nos encantó. Y ésta vez Jaimete y yo hicimos un shark safari, en el que te metían en un acuario con una especie de escafandra y unos pesos, e ibas andando y viendo, peces,  rayas y tiburones. Y el papi se metió en un acuario muchísimo más grande y con miles de peces y tiburones gigantes a bucear. Dice que se chocaba con ellos de la cantidad que había y que era una auténtica pasada.

Así que si vais , os recomiendo que vayáis por lo menos a visitar el hotel, porque merece la pena y hagáis alguna de sus múltiples actividades. Ah, y el parque acuático es parada obligada, nunca habéis probado unos toboganes así, son de infarto!

Las malls son otra de las paradas que no puedes dejar de hacer, los más importantes son el Dubai mall, el centro comercial más grande y visitado del mundo, con eso os lo digo todo.  En una de sus entradas, se encuentra el Burj Khalifa, el edificio más grande del mundo ( aquí todo es lo más del mundo), y al lado hacen cada media hora el famoso espectáculo de las fuentes, también el más grande del mundo.

Es imposible ver y hacer todo lo que te propone, nosotros patinamos sobre hielo cuando fuera hacía 26 º, probamos miles de juguetes en Hamleys, compramos chuches en Candylicius,  comimos en el Rainforest Café con el acuario más grande del mundo por pared, compramos en tiendas increíbless y cenamos nuestras hamburguesas favoritas en Shake Shack con una cascada impresionante de fondo. Suena bien, verdad???

Y el otro que también hay que ver es el Mall of the Emirates, allí puedes esquiar en la pista in door como no más grande del mundo o hacer una parada en el magic planet, un pequeño parque de atracciones que hay dentro. Nosotros simplemente fuimos a verlo, y cenamos en The Cheesecake factory.

Y por supuesto disfrutamos muchísimo de la playita! Creo que han sido las Navidades más atípicas y más divertidas que hemos pasado nunca!

Os podría dar miles de recomendaciones, ya que como os digo que aquí puedes hacer prácticamente todo lo que se te ocurra, pero el post se haría eterno, así que os dejo con un vídeo para que podáis ver lo bien que lo pasamos, y cualquier duda que tengáis estaré encantada de resolvérosla.

Imagen de previsualización de YouTube

Millones de besos! Ya estamos pensando en nuestro próximo destino! Cualquier recomendación es bienvenida!

XOXO

Alba

 

 

Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter
No Comments

Post A Comment